AHORA MI HIJO/A VA A COMENZAR A ESTUDIAR SOLO!!!

Nuestra misión como padres es orientar, guiar y facilitar el aprendizaje  de nuestros hijos. Convirtiéndonos en un mediador entre el apoyo que  podemos entregar y la serie de pasos que enseñamos para generar  autonomía. De esta manera podemos comenzar a facilitar un aprendizaje autónomo en donde poco a poco vamos soltando a nuestros hijos y le entregamos las herramientas necesarias para poder estudiar solos el día de mañana.

¿Cndo debo dejar que mi hijo estudie solo sin intervenir?

Es una pregunta la cual no podemos generalizar la respuesta, por lo que es necesario conocer a nuestros hijos y visualizar dentro de su cotidianeidad  el   nivel de autonomía y responsabilidad que aplican. Si por ejemplo mi hijo/a es responsable de comunicar algún recado del profesor, si logra  planificar durante su semana las actividades que debe realizar de forma óptima o si todos los días tiene la disposición de estudiar  ratos cortos para  mejorar sus resultados académicos. Estas son algunas luces que podemos detectar en nuestros hijos para comenzar de a poco a entregar responsabilidades  académicas  guiadas.

Es importante tener en cuenta que, si a nuestro hijo/a una asignatura determinada le resulta fácil incorporar un contenido a través del resumen, no será quizás de la misma forma en otra asignatura. La eficacia va muy ligada al interés que tenga nuestro hijo/a por una asignatura determinada y la facilidad que tenga para ejecutar los ejercicios.
A continuación, algunas estrategias de estudio para poder incorporar en el hábito de estudio diario.

  1. Lugar de estudio adecuado, sin distractores.
  2. Motivación y automotivación.
  3. Monitorear la atención concentración al momento del estudio, evitando factores que puedan influir en ella, tales como: el cansancio, fatiga, ruido, etc.
  4. Activar conocimientos previos, realizando un breve recuerdo de lo enseñado anteriormente, para poder incorporar conocimientos nuevos.
  5. Estrategias de recogida de información, pudiendo realizar resúmenes, subrayado o parafraseo.
  6. Estrategias de síntesis y comprensión, utilizando esquemas, mapas conceptuales, mapas mentales, cuadros comparativos o conectar partes de un texto.
  7. Estrategias de memoria, utilizando la repetición, reglas de asociación, acrósticos, musicalizar contenidos o enlazar utilizando la comprensión.
  8. Transferencia de conocimientos, como resúmenes o síntesis.
  9. Monitoreo afectivo, en donde se debe visualizar el estado anímico al momento del estudio.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *