EDUCACIÓN PREBÁSICA: LA CLAVE PARA EL FUTURO

No cabe duda de que el éxito en la educación se logra con esfuerzo y dedicación. Y uno de los factores más imprescindibles a la hora de alcanzarlo es poseer una buena base prebásica que permita cimentar los pilares educativos elementales para que el niño o niña pueda avanzar sin problemas. 

Pero ¿cuál es la finalidad de la educación preescolar? 

Existe un claro consenso científico en que la infancia temprana -los primeros cinco años de vida- constituye una etapa fundamental en el desarrollo de los niños. 

La razón es que en ese periodo se forma la base de las capacidades cognitivas, emocionales y sociales de las personas. Por tal motivo, las experiencias vividas durante este lapso influirán en las oportunidades futuras de aprendizaje, salud física y mental que tengan los niños. 

Para Lorenzo Tébar Belmonte, Doctor en Ciencias de la Educación, “la trascendencia de lo que se haga o deje de hacer en los cinco primeros años marca para toda la vida. Aquí también conviene recordar la trascendencia de la educación preventiva y de calidad, para favorecer el desarrollo integral del infante”. 

Es, entonces, donde la finalidad de la educación preescolar en instituciones de competencia tiene un rol protagónico: entregar a los infantes estimulaciones positivas que favorezcan el crecimiento cognitivo y socioemocional de los niños, logrando así que aumenten las posibilidades que tiene el alumno de lograr el éxito académico.

Sin embargo, una educación prebásica integral se lleva a cabo con dos actores: la institución y el núcleo familiar. 

¿Cuál es la importancia de la familia en la educación preescolar? De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), es fundamental que los padres se involucren de forma activa en la educación de sus hijos: “su ayuda para el aprendizaje de los niños en el hogar y el establecimiento de un mayor contacto entre el personal docente y los padres de familia se relaciona estrechamente con el éxito académico superior y el desarrollo socioemocional de los niños”.

De ahí que una formación preescolar de excelencia necesariamente se da en organismos educativos familiares -como el Colegio Universitario Antonio Rendic– donde se permiten espacios de encuentro y participación entre las familias, docentes y alumnos. 

Beneficios de la educación preescolar de excelencia del Colegio Universitario Antonio Rendic

La calidad del programa educacional tiene una estrecha relación con los resultados positivos que se derivan del aprendizaje. De hecho, hay evidencia de que una educación deficiente en esta etapa es perjudicial para las facultades cognitivas y socioemocionales de los niños. 

1. Cultura institucional y amplio proyecto bilingüe

Nuestro principal objetivo institucional es educar a individuos con pensamiento crítico, felices y con valores, ayudados por un sistema integral de calidad respaldado por conocimientos universitarios. 

Además, proponemos un plan bilingüe con profesores nativos para promover las habilidades lingüísticas y el acercamiento a otras culturas desde niveles básicos.     

2. Psicología y educación positiva

Basados en el trabajo del destacado psicólogo estadounidense Martin Seligman, nuestro método de acercamiento impulsa importantes innovaciones en el campo docente. 

En pocas palabras, trabajamos sobre la idea de enseñar bienestar a nuestros estudiantes y mejorar sus relaciones para que sean capaces de aprovechar de una grata experiencia educativa. Indudablemente, la finalidad de la educación preescolar es crear un ambiente donde el estudiante se sienta a gusto y donde pueda crear sus primeros lazos con el aprendizaje de manera saludable.  

3. Consolidación de la familia y la comunidad

Como se mencionó anteriormente, reconocemos la repercusión de la familia en la educación preescolar como pieza clave dentro del desarrollo de los menores. Por lo mismo, ofrecemos distintos talleres y actividades de interés como “Escuela para padres”, información y medios para fomentar el emprendimiento y vocación en los más pequeños, entre otros. 

Esto busca impulsar uno de los principales objetivos de nuestra institución: formar personas con sólidos valores personales, comprometidos con su entorno y consciente de sus aptitudes y habilidades para hacer de este un mundo mejor. 

4. Modernización de la infraestructura y posesión de la cultura

Por otro lado, para potenciar las habilidades de los menores es necesario no solo contar con el apoyo de todo su entorno, sino también entregarles las herramientas y espacios para ser usados a su disposición. 

En este sentido, contamos con un “Infant School” idóneo para propiciar un ambiente de desarrollo personal, intelectual y físico. Además, gozamos de un recinto deportivo, una Sala de Exposiciones, un Aula Magna apta para más de 190 personas y una biblioteca con una capacidad de atesorar una gran cantidad de contenido literario. 

En definitiva, los beneficios de la educación preescolar de excelencia son claros: una cultura institucional que ayude desde la prebásica a sus estudiantes a lograr su potencial, la existencia de un método de acercamiento pensado en los menores y reconocer la importancia de la familia en la educación preescolar. 

Y para lograrlo, nos regimos bajo el Modelo Europeo de Gestión de Calidad para custodiar el avance de nuestros directivos y docentes.    

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *